Entrevista nº 42 – Susana del blog “Mi menú sin gluten”

susana_mimenussingluten_100entrevistassingluten

A Susana la conoceréis por su trabajo en el blog: MI MENÚ SIN GLUTEN, en el que comparte información, actividades, opiniones y recetas para celíacos.

¿Qué significado tiene para ti la foto que has elegido para la entrevista?

Soy yo misma, sin trampa ni cartón. Como suelo ser en mi vida, sin trampa ni cartón.

¿Participas de alguna manera en el mundo sin gluten?

Participo de varias maneras, con mi blog, MI MENÚ SIN GLUTEN, impartiendo talleres, y difundiendo la celiaquía siempre que puedo y tengo oportunidad, sobre todo a nivel escolar. Ultimamente estoy colaborando en un proyecto estupendo con Mario de Celicalia y Lorena de Celicidad, en el programa de radio “Celiacos en Directo”. Junto con Víctor de Caminar sin gluten hacemos una sección de noticias celíacas. Lo cierto es que nunca pensé hacer algo así. Es una gran experiencia y además me lo paso genial.

Cuéntanos un poco sobre ti, ¿Cuándo te diagnosticaron la celiaquía? ¿Quién descubrió que lo eras? ¿Quiénes te ayudaron a saber qué podías comer?

Me diagnosticaron hace dos años, después de que mi médico me hiciera las pruebas de anticuerpos y saliesen negativas, y por ello descartar la celiaquía diagnosticaron a mi peque y a raíz de ahí se hizo el estudio genético y la biopsia, que unidas a las enfermedades asociadas que padecía llevaron al diagnóstico. En principio, cuando diagnosticaron a Irene acudí a la asociación de Celiacos de Madrid, pero después encontré mucho apoyo en las RSS.

¿Hay en tu familia  alguien más que sea celíaco o celíaca?

Mi hija y mi madre.

¿Te acuerdas cuál fue tu última comida con gluten?

No. Recuerdo que antes de recoger los resultados de la biopsia pensé en tomarme un donut que me encantaban pero no lo hice.

Dentro del gran cambio que supone cambiar de dieta, cual ha sido tu mayor dificultad o lo que más echas de menos. ¿Alguna vez te has saltado la dieta?

La dieta no me la salto nunca bajo ningún concepto, al menos de forma consciente. Lo que más echo de menos es pasar por delante de las panaderías de mi pueblo de Galicia cuando huele a empanada. Puedo hacerla yo, y me salen muy ricas pero ese olor…

¿Cuándo has salido a comer fuera o has viajado te has encontrado con muchos problemas para poder comer sin gluten?

No siempre encuentras sitios donde sepan preparar bien la comida, que sepan lo que es la contaminación cruzada, y muchas veces hay que conformarse con que te hagan algo a la plancha, encima parece que te hacen un favor.

¿Qué tal lo llevan los que te rodean, tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo? ¿Se han preocupado por lo que te pasa y te ayudan a llevar una dieta correcta?

Mi familia se puso las pilas rápidamente, mis compañeros de trabajo sobre todo se extrañaron de un diagnóstico a mi edad, más o menos van controlando el tema, además son mi “banco de pruebas” y catan mis experimentos. Mis amigos siempre que organizamos alguna cena o comida se ocupan de que sea en sitios donde pueda comer con seguridad.

¿Crees que los médicos, la sociedad, empresas, etc. conocen nuestra enfermedad y están concienciados para hacernos la vida más fácil?

Pienso que los médicos están muy perdidos, la celiaquía sigue estando infra-diagnosticada. La sociedad poco a poco va tomando el pulso a las intolerancias alimentarias en general. Quien no tiene un familiar celíaco, tiene un primo intolerante a la lactosa, alérgico a huevo…

¿Cuál es tu plato o comida favorita?

Me encantan los calamares de la ría fritos, una pena que desde que soy celíaca no encontré ningún sitio donde tomarlos. Tengo que calentarle la cabeciña al cocinero de un sitio en Galicia donde los preparaban mejor que en ningún sitio. Este verano me pongo a ello jeje.

¿Qué cambiarías del mundo sin gluten?

Sin duda alguna el tema de la restauración tiene que darle una vuelta a su manera de gestionar la oferta que hacen. Hay quienes se piensan que con ponernos un filete a la plancha y unas patatas hechas en una sartén ya te están ofreciendo un menú sin gluten. Y no es así. Yo quiero comer lo mismo que mis compañeros de mesa y poder disfrutar del postre y del pan. La vida social se resiente cuando te diagnostican esta enfermedad.

¿Algo bonito que te ha pasado por ser celíaca?

Conocer a un montón de gente maravillosa. Con algunas personas hemos traspasado la barrera “on-line” y tenemos una relación de amistad que jamás pensaría que podría ocurrir.

Recomiéndanos alguna receta, algún blog o alguna página relacionada con los celíacos.

Recetas podría recomendaros muchas, esta Navidad conseguimos unos dulces navideños incluso mejores que algunos con gluten. Los panes que hacemos también están rozando la perfección. Hay muchos blogs muy buenos relacionados con el mundo sin gluten, no voy a nombrar ninguno porque podría dejarme otros en el tintero y sería injusto.

¡Gracias Susana por contarnos un poquito de ti!

***

Os recuerdo que si queréis seguir el blog lo podéis hacer suscribiéndoos en el mismo o en nuestro grupo en Facebook:

100 ENTREVISTAS Y EXPERIENCIAS SIN GLUTEN

Anuncios

100 entrevistas y experiencias sin gluten

100entrevistas_experiencias

Hace casi dos años abrí el blog de 100 ENTREVISTAS SIN GLUTEN. Al abrir mi blog de cocina empecé a conocer a gente y me di cuenta que los celíacos cuando estamos juntos necesitamos contar lo que nos pasa. Como con otras cosas de la vida tendemos a juntarnos con personas que nos entienden para encontrar respuestas y sobre todo mucha ayuda.

Han pasado unos años más y la gente continua contándome cosas, leo cada día miles y miles de anécdotas en grupos de Facebook, en blogs y en webs dónde la gente quiere expresar lo que le pasa, sea bueno o malo.

En TODAS LAS ENTREVISTAS que he hecho durante este tiempo, le he pedido a la gente que se ciñeran a las preguntas y fueran concisas en las respuestas. Pero me han comentado más de una vez entrevistados y lectores que quieren contar y leer más.

Estos días me contestó a las preguntas una persona que tuvo un difícil pasado por la celiaquía y que no le importaría contarlo. Así que me dio la idea de poder hacer algo más. He cambiado el nombre a 100 ENTREVISTAS Y EXPERIENCIAS SIN GLUTEN para abarcar mucho más. Y no solo experiencias de celíacos, también hay muchas personas que comen sin gluten aunque no son celíacos reconocidos legalmente (ya sabéis que hay muchos así).

Sé que algunas personas no me entienden y consideran que todo este trabajo que hago es una tontería, pero yo sé que leer lo que le pasa a los otros a veces hace que lo nuestro parezca menos, o bien nos sintamos reconfortados al leer que hay más personas que viven con este problemilla y salen adelante.

Mi idea es dentro de un tiempo que estas entrevistas no se queden solo en el blog y las lean no solo personas celíacas, sino también familiares, amigos y médicos. Que se den cuenta y nos entiendan un poquito más de lo que supone el cambio que comporta comer diferente. La finalidad de todo este trabajo no es otra poder mejorar la vida de algunas personas. Quizás un proyecto muy ambicioso, pero no pienso rendirme hasta llegar al número 100, sabiendo que me dejaré fuera a muchísima gente.

Me quedan todavía muchas entrevistas por publicar pero si alguien quiere explicar su experiencia el blog está abierto a todo el mundo. Solo tenéis que enviarme un mail: glutoniana@hotmail.com

¡Gracias a todos los que habéis participado en las entrevistas y a los que las léeis!

***

Podéis seguir lo que se publica por el blog o en Facebook:

 

Entrevista nº 16: Dany Faccio del blog “Singlutenismo”

Digital image

Dany Faccio es de las incansables probando cosas sin gluten, tiene 25 años y está a punto de acabar la carrera de arquitecta. Rebelde como ella sola cuando le pasé el cuestionario y le dije que fuera concisa me contestó palabras textuales: “no prometo nada”. Y es que tiene mucho que contar. Así que hoy esta entrevista es más larga de lo normal como mucha gente pide. ¡No os quejaréis hoy!

¿Participas de alguna manera en el mundo sin gluten?

Dany: Después de una gran actividad en el grupo de Facebook 500.000 recetas para celíacos, (que hay que ver qué pesada era), finalmente me hice mi propio blog: SINGLUTENISMO

¿Qué significado tiene para ti la foto que has elegido para la entrevista?

Dany: He elegido una foto en Salta, Argentina. Fue mi último gran viaje como no celíaca, aunque ya tenía los análisis de sangre hechos y había adelgazado (y durante el viaje adelgacé más) un montón ese año.

 Cuéntanos un poco sobre ti, ¿Cuándo te diagnosticaron la celiaquía? ¿Quién descubrió que lo eras? ¿Quienes te ayudaron a saber qué podías comer?

Dany: Me diagnosticaron hace poco más de dos años. Mi hermanita, que ahora tiene 7 años, tenía todos los síntomas y al final resultó ser celíaca, así que en la familia nos hicimos todos las pruebas y me tocó a mí (¡y a nadie más!). Ya sabía de qué iba todo bastante bien, tengo una tía que hace unos 30 años que es celíaca. El fin de semana anterior a empezar la dieta hice un festival del gluten en mi casa, y le dije adiós.

¿Hay en tu familia alguien más que sea celíaco o celíaca?

Dany: Por parte de mi familia materna, una tía y un primo. Por el lado paterno, mi hermanita y una tía segunda (prima de mi padre).

Dentro del gran cambio que supone cambiar de dieta, cual ha sido tu mayor dificultad o lo que más echas de menos. ¿Alguna vez te has saltado la dieta?

Dany: Uno de los días en que peor lo pasé fue el primero, era 1 de noviembre (sólo a mí se me ocurre, con todos los supermercados cerrados) y me entró un antojazo de bizcocho de chocolate impresionante. Acabé pagando unos 6€ por 6 minibollitos industrialísimos del Opencor. Horrible. También lo pasé muy mal en México, que me contaminé muchísimo con unos cereales que Kellogg’s me había dicho que eran “100% libres de trigo y gluten” y ni parecido… Y eso que yo soy asintomática. Echo de menos los regalices y poder picar algo por ahí que no sea una bolsa de papas. Nunca me he saltado la dieta por voluntad propia, soy muy estricta, sobre todo porque soy asintomática. Creo que es peor no tener claro cuánto daño te estás haciendo que pasarte un día fatal de la barriga.

¿Cuándo has salido a comer fuera o has viajado te has encontrado con muchos problemas para poder comer sin gluten?

Dany: Pufff!!! He de decir que el hecho de ser celíaca no me ha parado. Desde que me diagnosticaron estuve 6 meses de beca en México y otros 6 en Polonia. También estuve casi un mes en Alemania y viajé a otros sitios. Y fue en México, mi primera súper salida como celíaca, dónde me di cuenta lo fácil que es llevar la dieta en España. Allí el listado de marcas aptas eran unas pocas hojitas que podías conseguir por Internet. De productos etiquetados, ni hablar. Y productos específicos en los supermercados, menos. Sí que hay en tiendas específicas, pero aún muchísimo más caros que en España. Llegué a ver un paquete en el que un minicroissant costaba lo que aquí viene a ser 1€. Además, no hay ni un restaurante apto (al menos en el D.F.) y la gente no tiene ni idea de lo que es la celiaquía. Un chico llegó a decirme que no podría comer arroz, porque viene del trigo. Otra de las grandes dificultades de salir fue el idioma, como en el caso de Polonia. Suele serlo para todo el mundo, pero para nosotros que nos pasamos la mitad del tiempo en el supermercado leyendo etiquetas, es aún peor. En Polonia hay mucha más oferta de productos, pero siguen siendo más caros que en España (los mixes de Schär cuestan 6€). Hay una marca que tiene una gran variedad de harinas, pero ninguna funciona igual que aquellas a las que estoy acostumbrada, y no tenía ni tiempo ni dinero para ponerme a experimentar. Había algunos restaurantes sin gluten, y me quedé absolutamente enamorada de uno de sushi.

¿Qué tal lo llevan los que te rodean, tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo/del colegio? ¿Se han preocupado por lo que te pasa y te ayudan a llevar una dieta correcta?

Dany: Mi familia saca matrícula. Cada vez que los visito, estamos todos desperdigados por ahí, es impresionante el despliegue de medios que llevan a cabo. Y respetan todas mis manías, como la de no usar maderas para cocinar. Y jamás se conforman con prepararme un pollo a la plancha con ensalada. Preparan tartas, pizzas, panes, pastas… Cuando volví de Polonia, mi hermano me estaba esperando en su casa con unos gnocchi caserísimos sin gluten. Qué cosa más deliciosa. Cuando fui a visitar a mi otro hermano, en Alemania, compró harinas y pastas, e incluso para hacer lasaña, y durante las semanas previas a mi llegada miraba y miraba todas las cosas en el supermercado para ver si tenían gluten.

En mi casa también se portan muy bien conmigo. No entra el gluten más que en modo de cerveza, y mis panes y demás experimentos culinarios son muy bien recibidos.

Mis compañeros lo llevan un poco peor. No lo llevan, mejor dicho. A sus casas voy con el tupper puesto. Tengo una muy buena amiga que la pobre tiene un pánico horrible a contaminarme, pero eso es porque me cuida mucho. Otras amigas se han llegado a recorrer buena parte de la ciudad a pie con tal de poder comer todas juntas en un restaurante, o de desayunar en algún sitio.

En México hice unos amigos que me prestaban su casa para cocinar, ya que en la mía no tenía horno, y con las harinas que recientemente me habían llevado desde España, fue un exitazo.

¿Crees que los médicos, la sociedad, empresas, etc. conocen nuestra enfermedad y están concienciados para hacernos la vida más fácil?

Dany: La verdad es que me ha tocado vivir la mejor parte. Entiendo que en los últimos años se han hecho muchos avances, y que, en según qué parte del mundo, le dices a la gente que eres celíaco y más o menos se hacen una idea. No sé hasta qué punto las empresas quieren hacernos la vida más fácil. En los productos no específicos, creo que se han dado cuenta de que hay un gran negocio con nosotros si etiquetan las cosas correctamente. A nosotros nos hace la vida más fácil y ellos tienen más clientes, es simple. En cuanto a los que comercializan productos específicos, claramente no, no nos quieren hacer la vida más fácil. Entiendo que nuestros productos requieren unos controles más exhaustivos, pero de ahí a que las cosas cuesten como mínimo 4 veces más que su equivalente con gluten, ya es pasarse. En cuanto a las administraciones, más de lo mismo. Considero que pasan de nosotros olímpicamente y que no les interesamos ni por los votos. Lo del I.V.A. era una reclamación que llevaba años, y no fue hasta que nos pusimos todos a mandar cartas que hicieron algo. Y no se puede decir que ahora que están las cosas como están es normal que no nos den ayudas. Ni en la época de las vacas gordas había unas ayudas en condiciones o una regulación de los precios, y eso es vergonzoso. Y por último, creo que los restauradores aún están bastante verdes en el tema. Si ellos, como los empresarios, cayeran en la cuenta del negociazo que hay con los celíacos, las cosas cambiarían mucho. El cliente celíaco es muy fiel, y nos movemos mucho por las redes sociales para recomendar productos y establecimientos. No entiendo cómo los restauradores no lo ven, sinceramente.

¿Cuál es tu plato o comida favorita?

Dany: La pizza de mi abuela, desde siempre. Aunque soy muy de dulce, y nunca le hago ascos a unos panqueques con dulce de leche (y si son de mi abuela, mejor, claro).

¿Qué cambiarías del mundo sin gluten?

Dany: Los precios, sin duda. Y el enfoque de los restauradores, es mucho más fácil de lo que parece ofertar ALGO sin gluten.

¿Algo bonito que te ha pasado por ser celíaco?

Dany: Como muchísimo más sano que antes por la sencilla razón de que antes las galletas me las compraba y ahora me las hago yo (aunque antes también me hacía yo los bizcochos). Las cosas hechas en casa siempre son más sanas. De todas formas, siempre me ha gustado mucho cocinar (a los 7 años aprendí a hacer pan -con gluten-), así que estoy disfrutando mucho con esto de producir mis propias cosas, a pesar de la falta de tiempo. Además, me diagnosticaron después de haber podido probar prácticamente todo. Echo muy pocas cosas de menos porque a estas alturas ya adaptamos de todo. He conocido a gente maravillosa y muy luchadora. Estoy impresionadísima por la cantidad de gente que se echa una mano día a día, de manera completamente desinteresada. He encontrado en todos ellos una gran muestra de humanidad.

Recomiéndanos alguna receta, algún blog o alguna página relacionada con los celíacos.

Dany: Soy absolutamente fan del grupo de Facebook 500.000 recetas para celíacos, donde además de todas las recetas que encontramos (que ojalá todos se acordaran de ponerlas en el índice jajaja), están todos (o casi) los blogueros sin gluten y resuelven dudas. A raíz de ese grupo creamos 500.000 establecimientos para celíacos, en el que intentamos reunir los lugares en los que podemos comer y comprar sin gluten con las aportaciones y las experiencias de todos. Creo que va funcionando bastante bien.

En cuanto a blogs, no puedo más que recomendar todos aquellos que están enlazados en mi blog: SINGLUTENISMO, en especial, los que nos embarcamos juntos en la creación del PAN BAULERO.

Gracias Dany por contarnos taaanto sobre ti!

Entrevista nº 15: Juan del Pozo Baselga

juan_del_pozo

Hoy la entrevista es con Juan del Pozo Baselga, tiene 63 años y está prejubilado. Es un gran experto en la dieta sin gluten ya que lleva nada menos que 20 años conviviendo con la celiaquía. Por su interés por comer cosas buenas sin gluten creó una página web dedicada a la cocina sin gluten (con recetas, técnicas, ingredientes, dificultades a la hora de cocinar, etc.). Su web es: HORNEAR SIN GLUTEN.

¿Qué significado tiene para ti la foto que has elegido para la entrevista?

 Juan: Simplemente soy yo. Está recortada de una foto que me hice con mis ex-compañeros en la parcela de uno de ellos. Fue un día que les preparé una comida que podían tomar los celíacos aunque ninguno de ellos excepto yo es celíaco.

Cuéntanos un poco sobre ti, ¿Cuándo te diagnosticaron la celiaquía? ¿Quién descubrió que lo eras? ¿Quiénes te ayudaron a saber qué podías comer?

 Juan: Me diagnosticaron que era celíaco cuando tenía 45 años, ahora tengo 63. Fue durante un ingreso hospitalario por una crisis de colitis ulcerosa ¿consecuencia de la celiaquía? No se sabe. Me ayudaron a saber qué podía comer los médicos de digestivo del hospital y posteriormente otros celíacos de la Asociación de celíacos de Extremadura. Los médicos no me dijeron nada de la contaminación cruzada.

¿Hay en tu familia  alguien más que sea celíaco o celíaca?

 Juan: Sí, tengo una hija celíaca y una hermana celíaca.

Dentro del gran cambio que supone cambiar de dieta, cual ha sido tu mayor dificultad o lo que más echas de menos. ¿Alguna vez te has saltado la dieta?

Juan: La verdad es que no he tenido grandes dificultades para adaptarme a la dieta, yo creo que un celíaco puede comer perfectamente. Lo que más echo de menos es el pan de mi pueblo (yo creo que también lo echan de menos los que no son celíacos), y, el buen hojaldre. Soy muy estricto y no me salto nunca la dieta.

¿Cuándo has salido a comer fuera o has viajado te has encontrado con muchos problemas para poder comer sin gluten?

 Juan: No. Aunque tengo la sospecha de que la mayoría de los no celíacos, incluidos los profesionales de la hostelería no tienen en cuenta la contaminación cruzada y no utilizan otra tostadora para tostar nuestro pan u otro horno para hornearlo o incluso utilizan el mismo aceite en que han frito productos con gluten.

¿Qué tal lo llevan los que te rodean, tu familia, tus amigos? ¿Se han preocupado por lo que te pasa y te ayudan a llevar una dieta correcta?

 Juan: En mi caso muy bien, creo que he tenido mucha suerte

¿Crees que los médicos, la sociedad, empresas, etc. conocen nuestra enfermedad y están concienciados para hacernos la vida más fácil?

 Juan: Cada vez la conocen mejor porque ya hay muchos celíacos diagnosticados. Creo que en este aspecto es muy importante la labor de las asociaciones de celíacos, los medios de comunicación y, por supuesto, Internet.

¿Cuál es tu plato o comida favorita?

Juan: Mi plato favorito es el gazpacho y, como lo hago sin pan y está mejor que el hecho con pan, no tengo ningún problema. A todos mis amigos les encanta el gazpacho que hago.

¿Qué cambiarías del mundo sin gluten?

Juan: Yo si pudiera y supiera, crearía, utilizando ingeniería molecular, una proteína que diera a las masas de harinas sin gluten las propiedades mecánicas y organolépticas que les da el gluten, pero que no hiciera daño a los celíacos. Creo que esto es cuestión de tiempo y que con la tecnología actual ya se podría hacer.

¿Algo bonito que te ha pasado por ser celíaco?

Juan: Que he aprendido a cocinar.

Recomiéndanos alguna receta, algún blog o alguna página relacionada con los celíacos.

Juan: Pues por diseño e información general: LAS RECETAS DE GLUTONIANA. Pero me gustan mucho las recetas de: LA COCINA DE PIKERITA.

Gracias Juan por contarnos tu experiencia de tantos años como celíaco!

Entrevista nº 14: Valentina y Gabriela (de Uruguay)

e_valentina_gabriela

Conocí a Gabriela por su blogCocinando sin gluten, que aunque ahora tiene parado, espero que algún día se anime a volver retomarlo. Gabriela es docente y tiene una hija celíaca, Valentina. Ella tiene 16 años y actualmente está estudiando.

Ellas son de Uruguay, dónde el tema sin gluten no es tan fácil de llevar como aquí en España. Es el tema de siempre, aquí queda todavía mucho por hacer, vamos avanzando, pero después de leer su experiencia podemos decir que no estamos tan mal si comparamos.

¿Qué significado tiene para ti la foto que has elegido para la entrevista?

Valentina: es la imagen de un establecimiento de McDonals dónde dice que hay pan sin gluten. (Cosa que le gustaría a ella poder ver en su país y, poder comer como antes, la hamburguesa con pan y todo).

Cuéntanos un poco sobre ti, ¿cuánto tiempo hace que eres celiaca? ¿Quién descubrió que lo eras? ¿Quiénes te ayudaron a saber que podías comer?

 Valentina: Hace 4 años que me diagnosticaron.

Gabriela: al confirmar el diagnóstico la gastroenteróloga de inmediato nos remitió a la Asociación Celíaca Uruguaya dónde nos dieron las ideas básicas. El resto lo hemos aprendido buscando y compartiendo en los blogs y grupos de la web.

¿Hay en tu familia  alguien más que sea celíaco o celíaca?

 Valentina: no, sólo yo.

Dentro del gran cambio que supone cambiar de dieta, cual ha sido tu mayor dificultad o lo que más echas de menos. ¿Alguna vez te has saltado la dieta?

Valentina: no comer harina, todo, no poder comer afuera. No me he saltado la dieta.

Gabriela: en nuestro país comer fuera de casa es difícil porque hay poca información. Tampoco tenemos ley de etiquetado entonces tenemos que manejarnos con los listados de la Asociación.

¿Cuándo has salido a comer fuera o has viajado te has encontrado con muchos problemas para poder comer sin gluten?

 Valentina: Sí.

Gabriela: Sí realmente. Viajar a Argentina no ha sido problema, pero en USA no nos fue nada fácil.

¿Qué tal lo llevan los que te rodean, tu familia, tus amigos, tus compañeros de clase? ¿Se han preocupado por lo que te pasa y te ayudan a llevar una dieta correcta?

 Valentina: Sí.

Gabriela: En casa preparamos la misma comida para todos (sin gluten por tanto) y  ni tenemos harina de trigo! Si vamos a visitar familiares o amigos acordamos previamente el menú y generalmente llevamos el postre (de ese modo Valentina puede comerlo sin problemas y los demás en general ni notan la diferencia).

¿Crees que los médicos, la sociedad, empresas, etc. conocen nuestra enfermedad y están concienciados para hacernos la vida más fácil?

 Valentina: No y menos en mi país.

Gabriela: Aquí los especialistas y algunos médicos están al tanto, otros no. Las empresas es variable y las autoridades lamentablemente no han avanzado mucho. Hace más de tres años estaba listo un decreto de etiquetado y no lo aprobaron por un detalle menor. Desde entonces no han hecho más nada al respecto.

¿Cuál es tu plato o comida favorita?

 Valentina: McDonalds que lo tengo que pedir sin pan porque acá no hay pan sin gluten.

 ¿Qué cambiarías del mundo sin gluten?

Valentina: Que estuviera todo etiquetado con o sin gluten.

¿Algo bonito que te ha pasado por ser celíaco?

 Valentina: Nada.

Gabriela: a partir de la necesidad de encontrar opciones para la dieta de Valentina he conocido personas maravillosas de diversos lugares que comparten su experiencia y están siempre dispuestas a  ayudar sin esperar nada a cambio.

Recomiéndanos alguna receta, algún blog o alguna página relacionada con los celíacos.

 Valentina: No sé, la que busca recetas es mi madre.

Gabriela: El primer blog que localicé fue el de Mónica Cortizas: Ser Celíaco. Actualmente soy seguidora de varios blogs de chicas españolas y estoy en el grupo 500.000  recetas para celíacos de Facebook (dónde no paran de compartir excelentes recetas).

Muchas gracias Valentina y Gabriela por contarnos vuestra experiencia!